Día de la Reforma Protestante

Para el siglo XV, los abusos cometidos por los Papas, obispos y clérigos los expuso a críticas severas y a una abierta oposición por parte del pueblo. Esto era herejía (estar en desacuerdo contra las normas establecidas por la Iglesia ), desde luego, la herejía no era tolerada por la Iglesia.

Las personas que cometían este delito eran castigados como criminales, algunas veces la condena conllevaba tortura o posible pena de muerte. La religión Católica era reconocida como la religión oficial de Europa y por lo tanto se consideraba un crimen, no únicamente contra el Estado, sino con más repercusión, ante Dios. Los líderes católicos habían caído en un estado espiritual pernicioso el cual promovía el absentismo y el abandonó de sus deberes pastorales.

Por otra parte, el nepotismo papal culminó cuando el Papa Sixto IV convirtió a todos sus sobrinos en cardenales o en gobernantes. Para el siglo XV se habían producido disputas importantes en el interior de la Iglesia estableciéndose la sede del Papa en Aviñón, bajo la influencia del rey de Francia.

Conflictos de tipo político entre los reyes y la Iglesia crearon fricciones que alcanzaron una intensidad excepcional. La reforma religiosa de tipo protestante surge precisamente como resultado de estos conflictos entre Iglesia y Estado.

Dos personajes que iniciaron el movimiento reformista contra la Iglesia Católica fueron el inglés Juan Wiclif y el checoslovaco Juan Huss. Wiclif comenzó a denunciar las irregularidades cometidas por los líderes católicos y sostenía que la Biblia y no el Papa, era la autoridad máxima en la Tierra.

El líder espiritual de la Reforma fue Martín Lutero (1483-1546), aunque él personalmente no se consideraba así. Lutero nació en Alemania y desde muy joven se obsesionó por su propia salvación espiritual. Su creencia religiosa partía de que Dios era un juez severo y no un padre bondadoso.

Lutero empleaba gran parte de su tiempo en duros actos de penitencia asi como constantes y completas confesiones de sus pecados. Lutero obtuvo su ordenación sacerdotal en el Convento de los Agustinos. Luego de su graduación viajó a Roma para resolver algunos asuntos internos en relación con la orden Agustina.

A su regreso de Roma, tras observar lo que sucedía en la capital de la cristiandad, comenzó a censurar a la Iglesia Católica por su desorden administrativo y los abusos cometidos por los clérigos. El concepto de justicia tomó otra perspectiva, la del perdón y no castigo, como único medio para la reconciliación de los humanos con Dios.

Lutero colocó noventa y cinco tesis en la puerta del castillo de Wittenberg donde divulgaba que la última autoridad en materia religiosa no era el Papa, sino las Sagradas Escrituras, los sacramentos quedaban reducidos a tres; bautismo, comunión y penitencia, rechazada la creencia de el cura en la misa sacrificaba otra vez a Cristo en el pan y el vino que se convirtieran en el cuerpo y la sangre de Cristo.

El sensacional efecto de la ideas de Lutero comenzó un movimiento de protestas públicas denunciando los abusos cometidos por la Iglesia. Este movimiento tocó al centro y norte de Europa y como resultado Lutero fue acusado de herejía por la Iglesia.

Lutero fue excomulgado de la Iglesia , aun así él prosiguió condenando las prácticas religiosas de la época por muchos años. Los príncipes alemanes endosaron la actitud de Lutero y lo apoyaron entrando con él en protesta en contra del establecimiento religioso. Desde este entonces, todo los disidentes de la Iglesia Católica Romana se han conocidos como protestantes.

De la Reforma partieron diferentes corrientes que permanecen hasta el día de hoy. Los historiadores coinciden en afirmar que se produjeron cuatro tipos principales de tradición protestante durante los siglos XVI y XVII.

Estos tipos hallaron expresión en los movimientos luterano, anglicano, reformado y en los movimientos independentistas


Martín Lutero

Martín Lutero, nacido como Martin Luder, después cambiado a Martin Luther, como es conocido en alemán (Eisleben, 10 de noviembre de 1483 - ibídem, 18 de febrero de 1546), fue un teólogo, fraile católico agustino y reformador religioso alemán, en cuyas enseñanzas se inspiró la Reforma Protestante. Inauguró la doctrina teológica y cultural denominada luteranismo e influyó en las demás tradiciones protestantes. Su exhortación para que la Iglesia regresara a las enseñanzas de la Biblia impulsó la transformación del cristianismo y provocó la Contrarreforma, como se conoce a la reacción de la Iglesia Católica Romana frente a la Reforma protestante. Sus contribuciones a la civilización occidental fueron más allá del ámbito religioso, ya que sus traducciones de la Biblia ayudaron a desarrollar una versión estándar de la lengua alemana y se convirtieron en un modelo en el arte de la traducción. Su matrimonio con Catalina Bora el 13 de junio de 1525 inició un movimiento de apoyo al matrimonio sacerdotal dentro de muchas corrientes cristianas.
1517: Alemania: Martín Lutero clava las 95 tesis en la puerta de la universidad de Wittenberg.


El Sello de Lutero

 

Para más información y detalles de las 95 Tesis presione aquí.